Electromagnéticos

Un medidor electromagnético es del tipo volumétrico y que idealmente es utilizado en aplicaciones  de aguas residuales o cualquier líquido sucio que sea conductor o a base de agua, también se puede utilizar en aplicaciones que requieran una baja caída de presión así como un bajo mantenimiento. Su principio de funcionamiento se basa en la ley de Faraday la cual establece que un voltaje inducido en un conductor moviéndose perpendicularmente a través de un campo electromagnético es directamente proporcional a la velocidad de ese conductor. Para que este principio pueda aplicarse el fluido que se está midiendo debe ser eléctricamente conductor.

SUBIR